• Aviso legal
  • Mapa web
  • Enviar email
Ronda

Crianza

La bodega está construida en armonía con el terreno: se encuentra encajada en la ladera para lograr el efecto de bodega subterránea. De esta manera se consiguen unas condiciones ambientales idóneas para la crianza de los vinos al encontrarse la sala de barricas a 7 metros bajo tierra.

Esta sala tiene una superficie de 600 m2 y alberga actualmente 150 barricas de roble francés de diferentes granos y tostados con sistemas de durmientes. Los granos muy finos, a menudo utilizados para crianzas largas, son los más ricos en eugenol (especias, clavo). Los granos finos medios, destinados a crianzas más cortas, presentan notas más dulces y golosas (vainilla, caramelo con menos especias).

El secado 100 % natural permite conseguir un descenso progresivo y mayor calidad en la higrometría de la madera, así como eliminar de una manera más eficaz los taninos más duros y astringentes. La posibilidad de la elección de granos y tostados, combinados con los orígenes de la madera y los tipos de grano, dan como resultado unas barricas personalizadas que responden a las necesidades de cada vino y a sus tiempos de crianza.

El proceso de crianza finaliza con la cata y coupages por parte de nuestro enólogo, culminando así los trabajos realizados con esmero durante la añada, obteniendo los resultados deseados: unos vinos excelentes.